domingo, 1 de mayo de 2011

La vida es corta, por eso pienso que hay que vivirla al máximo... no sabes cuando puede acabar, nadie puede decírtelo, entonces, es imposible programar los días.
Los problemas vienen solos (la mayoría de las veces) pero la felicidad, el amor, la amistad... eso hay que buscarlo y luchar por ello.Por eso, día a día tenemos que luchar por lo que queremos. Luchar por nosotros, por las personas a las que queremos.. pero sobre todo por uno mismo y todo esto para conseguir nuestros objetivos.

  En esta etapa, la adolescencia, no te entiende nadie o por lo menos eso es lo que pensamos... no somos del todo maduros.. por cualquier tontería ya nos venimos abajo... pero NO!!! esto no debería de ser así.
La mejor forma de darte cuenta de que ese "problemón"es una tontería es mirando alrededor... pensando en que muchas personas desearían tener ahora nuestros problemas en vez de tener los que ellos tienen, desearían volver atrás para no tener que pasar por los problemas que tienen ahora... 

Nos preocupamos por cosas que de verdad no vale la pena derramar una lágrima, ni una cara triste (aunque sé que es difícil, aunque penséis que no llevo razón). No vale la pena estancarse en un problema y no tener fuerzas para seguir adelante, esa fuerza hay que sacarla de donde sea para volvernos fuertes.